Ver Viajes del Mundo en un mapa más grande

martes, 27 de septiembre de 2022

LIBROS PECULIARES, MANUSCRITOS EXTRAVAGANTES Y OTRAS CURIOSIDADES LITERARIAS, de Edward Brooke-Hitching

 LIBROS PECULIARES, MANUSCRITOS EXTRAVAGANTES Y OTRAS CURIOSIDADES LITERARIAS, de Edward Brooke-Hitching 

 Un ameno libro muy ilustrado sobre libros extraños, excentricos, de esos que ejercen algun tipo de magnetismo sobre el lector. Un libro que parece enciclopedico por los distintos motivos por los que un libro o un manuscrito  puede ser extravagante, y no tanto por los ejemplos que muestra, que aun asi son muchos de verdad.
Hablamos de libros hechos con piel humana, libros sobre el diablo y afines como brujeria, el mundo sobrenatural etc. Libros de tamaño enorme o minusculos. De tematica extraña, de nombres raros, rarezas editoriales. Libros en lenguaje criptico, tanto desvelados como sin desvelar. Los libros que son fraudes, libros cientificos o religiosos que destacaron por algun aspecto curioso. 
Muchas veces no son libros ni manuscritos, sino formas de comunicarse por extenso sumamente originales.
A destacar las ilustraciones de ejemplos tan interesantes para cualquier bibliofilo que se precie tanto en el continente como en el contenido de la comunicacion escrita (o casi)







lunes, 26 de septiembre de 2022

LA FIESTA, de Margaret Kennedy

LA FIESTA, de Margaret Kennedy 

En algo en lo que coinciden varios lectores a la hora de evaluar esta novela es en criticar la reseña con que la editorial da a conocer el libro, Tiene poco de novela de misterio, en mi opinion nada. Entroncarla con el genero de Agatha Christie no me parece acertado. Darle esa importancia a los siete pecados capitales como se anuncia en la contraportada me parece pasarse de frenada.
Kennedy escribió en esta ocasión sobre las costumbres sociales del pueblo inglés a raíz de un suceso. Una literatura endogamica, o como dentro de una burbuja social un tanto peculiar. 
La fiesta  es una novela rural escrita en 1950 pero ambientada tres años antes, en la costa de Cornualles, y cuenta la historia de un hotel reconvertido en casa de huéspedes que es como bajar un par de peldaños en calidad. La lleva la familia Seddal y por ella pasan distintas personas, generalmente familias que viven con las estrecheces muy marcadas por la guerra recién acabada. Estrecheces materiales porque viven de cupones de ropa y racionamiento alimentario de ropa. De hecho, se distingue bien quien come de sobra y quien con lo justo. Hay estrecheces en las costumbres de la época debido al fuerte clasicismo reinante donde se evalúan de reojo antes de abrir la boca para saber qué pueden esperar unos de otros. Estrecheces de cara al futuro porque todos los jóvenes quieren "ser Alguien" mientras que la mayoría de los adultos parecen enterrados en vida.

Me suelen gustar estas historias casi costumbristas pero muy dialogada, con chispa, porque son un buen reflejo de la época, más que una obra más alambicada y con mayores pretensiones artísticas porque no se aleja del pensamiento y la vida común de la gente, que discurre más a ras de tierra. Aquí, por ejemplo, de vez en cuando cae una pincelada de opinión política del momento, de sabiduría popular, de retranca al ironizar sobre un asunto, ese tipo de cosas que saltan en cualquier conversación. Tanto las conversaciones como el punto de vista del narrador tienen, además, su punto moralizante. Los personajes tienen por objetivo llegar al final del día con las necesidades cubiertas y el ánimo lo más arriba posible. Esto último es lo que más cuesta y cuenta en el conjunto de sumas y restas que se ejercen unos a otros a lo largo del día en este hotel. Porque menos Nancibel y Gerry (aunque esto es más opinable), el resto son una panda de estirados según sus posibilidades. Como lo que podrían ser en nuestros días unos pijos sin dinero, que ya es triste.
Hay tres temas que despuntan en las 445 páginas: la lucha de clases y el ascenso social, el sentimiento religioso de culpa, y las consecuencias de la segunda guerra mundial, porque las restricciones materiales que el gobierno impone, los sacrificios sufridos, condicionan muchas circunstancias de los personajes, son una sombra que oscurece las conversaciones. 
La mayoría de ellos no parecen enteramente felices, más bien parecen ir asumiendo que, con la edad, es imposible serlo. Se manifiestan, o se culpan unos a otros, frustrados, reprimidos en sus deseos mas naturales. Para ellos madurar es enrocarse en posiciones defensivas aunque el costo de ello aumente cada año. Porque entre los azares de estos siete dias descritos, los personajes nos dan a conocer su propia historia, ya sea por el narrador omnisciente o por un arranque de sinceridad en una conversación.
El humor suave y amable esta a la vuelta de cada página. Se plantean diálogos sinceros, con espontaneidad, bien trenzados, y que nos dicen mucho de los personajes. A mitad de novela hay un ligero anticipo de como acabará todo

martes, 13 de septiembre de 2022

LA CUERDA INVISIBLE, de Erich Hackl

LA CUERDA INVISIBLE, de Erich Hackl


Esta es la historia de Reinhold Duschka, un herrero y alpinista vienés, contada a través de las personas que mas lo conocieron. Principalmente una mujer, Regina, y su hija Lucía, judías ellas, cuando la vida se les complica con la llegada de los nazis al poder en Austria. Eso generó con los años, pese a las propias reticencias de Reinhold, que el gobierno austriaco lo conmemorara y que se lo declarara Justo entre las Naciones por Israel. 
El caso es que Regina, desde antes de la llegada al poder de Hitler, era comunista, y su círculo de amigos también. El autor reconstruye esa época, introduce a Reinhold en ese ambiente. Con la llegada de los nazis al gobierno de Austria empiezan sus problemas,  y es en 1941 cuando él se juega la vida escondiendo a madre e hija en su taller de herrero primero y en una bajera después. Entra dentro del género de judíos en la II Guerra Mundial. Los miedos, las suertes, los registros y las delaciones. Los bombardeos aliados. Todo bajo el recuerdo en tercera persona de Lucía que, por momentos, puede acabar en primera. Eran sus años de la niñez a la adolescencia. Le vino la primera regla, perdió el habla, y llegaron los rusos al final. Ese fue el momento de la liberación. 
Pero también hablan de él otras personas pasada la guerra: un ayudante de taller y compañero de escalada, su propia hija y su nieto. Su hija se enteró por otros.
El estilo de la narración es la de ir tirando del hilo de los recuerdos, pero con ciertas peculiaridades. Primero, que el autor interpreta con escenas imaginarias los escasos datos que alguien aporta, a veces vagamente. El segundo aspecto es que, para haber muerto en 1993 (nació con el siglo), a Reinhold nunca le interesó el andar colgandose medallas con lo que hizo en el pasado. Eso fue algo que otros sacaron a la luz y las distinciones llegaron cuando otros las pidieron para él. Incluso sus logros deportivos pudieron pasar desapercibidos. De el directamente no hay nada contado.

Como lector, me queda de nuevo la inquietante interrogante acerca de la muy deficiente desnazificacion de la gente común en Austria en los años inmediatamente posteriores al final de la guerra. Otra vez me llevo esa sensación al cerrar la última página de un libro sobre estos temas. 
El titulo del libro hace referencia a la responsabilidad que adquires sobre las personas con las que voluntariamente te unes en una cordada. En este caso era un compromiso que debia pasar oculto a ojos de extraños, obviamente. Sin embargo, el ejemplo de Reinhold me parece poderoso: a muchos de nosotros nos encanta ser señalados como montañeros, alpinistas, etc. Nos encanta colgarnos medallas a la minima oportunidad aun cuando aquello que hicimos esta ya mas visto que el sol de la mañana. Se nos llena la boca incluso de encontrar sentido a la vida a traves de nuestra actividad en la naturaleza, sobre todo entre montañas. Pero cuando ves a personas como Reinhold, que cumple mas alla de lo estipulado en la vida y no se cuelga medallas, cuando ves su respeto hacia las personas que aprende, con los años y las circunstancias, a llevar hasta el extremo si es preciso, y lees esa actitud civica que intenta seguir con su vida normal despues de la guerra, creo estar entonces ante un buen montañero de verdad, que no solo vale para subir montañas sino que las sube sin creerse mas importante de lo que es por hacerlo, que no lo hace para lucirse o le pasen la mano por el hombro. Que es de los pocos que leo cada dia que ha llevado esos valores a la vida. Que no pretende ser mas de lo que es, porque no le hace falta mentir, ni aparentar, ni liderar nada. La modestia de este hombre no tendria cabida en nuestras redes sociales. Modestia y redes sociales: yo no he visto esas dos palabras juntas en mi vida. Modestia y medios de comunicacion, tampoco. Mas bien te animan a ser lo contrario, confesemoslo.

Tal y como Reinhold quiso, su recuerdo queda sellado con la modestia de un hombre que no se consideraba por encima de nadie, pero tampoco por debajo. Queda claro que no siempre estuvo a la altura de algunas circunstancias que se le presentaron en la vida, pero pudo morir en paz mucho más justificadamente que tantos otros de su generación. De hecho, como pequeñas pinceladas, en esta historia de resistencia contra el poder nazi aparecen otras pequeñas resistencias ejercidas por gente gris, común. La suma de todas ellas es la que cuenta cuenta. Es otra lectura añadida del libro. 

Es una historia modesta y humilde solo por la actitud de ser un hombre que no andaba sacando pecho cuando podía. Una historia suya, pero también de otros, los que han hecho el esfuerzo de que no se olvidara. 
Una historia mínima, pero grande.
Un enlace para los más interesados aquí: https://theobjective.com/cultura/2022-02-22/reinhold-duschka-erich-hackl/

lunes, 12 de septiembre de 2022

MONTEVIDEO NOIR, de Hugo Burel

 MONTEVIDEO NOIR, de Hugo Burel

No voy a decir que me entusiasmara esta novela negra ambientada en 1964 y escrita en 2015, pero se deja leer hasta el final. Creo que le sobran demasiadas paginas de morosa accion. Se sostiene por desarrollo imprevisto del personaje principal, un viudo que deja su trabajo y se obsesiona con una jovencita vecina, casi puerta con puerta, llamada Beatriz. Podria parecer enseguida que este hombre, Keller, tambien la persigue en la distancia como Dante. Pero mientras este asciende al cielo desde el infierno, Keller, sugestionado por una novela tipo pulp fiction, acaba llevando el infierno a otros como quien no quiere la cosa. De ser un tipo gris pasa a ser un tipo gris y peligroso.

El final pide casi a gritos desarrollar al personaje principal, un Keller (mas tarde esta novela se convirtio en trilogia) que parece estar descubriendose a si mismo a cada rato. Eso significa que, en mi opinion, todas sus vueltas por la novela con sus pensamientos, lo han dejado un poco hueco: primero porque es un hombre en formacion de ser un asesino sin saber muy bien, inicialmente en la novela, por qué a un tipo normal y agradable le da por ahi. Tal vez eso sea lo mejor, el modo casi hipnotico de llegar a ser algo muy distinto de lo que venia siendo: ese deambular por las calles, esa mirada a Beatriz desde la distancia, esos planes por protegerla... aunque, como digo, tal vez abuse de ello. Y segundo porque tampoco sus pensamientos sean deslumbrantes en absoluto. Pero bueno, esto es entretenimiento y, como lo era en mi caso, ganas de conocer algo del Montevideo del siglo XX. Eso me ha gustado, Burel parece impregnar conscientemente muchos de sus rasgos en la piel de Keller, hay cierta honestidad en el personaje, que no parece impostado para ser Keller un tipo un poco raro.

Como digo, se deja leer bien.

Algo de lo mismo, una reseña en forma de podcast en RADIOMUNDO 1170 AM 
Otro enlace para saber en que mundo se mueve Keller en esta novela, aqui

domingo, 11 de septiembre de 2022

EL IMPERIO DEL DOLOR, de Patrick Radden Keefe

EL IMPERIO DEL DOLOR, de Patrick Radden Keefe


Estamos ante un libro complejo. Al estilo de Los Budenbrook, narra la vida profesional y familiar de tres generaciones de Sackler. El autor ha empleado una cantidad ingente de fuentes y las ha sabido encajar para esta larga historia no solo del dolor, sino dolorosa. Es una historia parcial de lo que es Estados Unidos y del siglo XX, pero una parte muy importante. Es una buena perspectiva para saber qué podemos esperar del siglo XXI, o cómo hacer lobby a todos los niveles de la administración pública. Una historia de políticos amasados en discretas corrupciones, arreglos amañados y puertas giratorias. Es la historia de una parte muy significativa de filantropos extremadamente adinerados y de como limpian sus conciencias. Es un ejemplo contrastado de cómo está gente saca pecho por sus credenciales profesionales, su productividad en bien de la sociedad, su clara ejemplaridad y sus virtudes empresariales, su liderazgo, cuando es todo pura fachada y solo han sabido mentir, engañar, apoyar la lealtad al jefe y no la excelencia del trabajo, aprovechar algunos golpes de suerte y la evidente genialidad de un miembro de la familia: Arthur Sackler (1913-1987), que por otra parte era un bicho de mucho cuidado. En general, después de el, la familia Sackler (sus hermanos menores Raymond y Mortimer, y los descendientes de todos) sólo supo ordeñar la vaca de los opioides hasta el extremo sin diversificar ni aportar nada mejor. 

La historia es tan gorda, contada con tal claridad y profundidad, que el libro se hace un poco largo. Pero no encuentro ninguna parte de tamaño sustancial que sea innecesaria. Incluso aparecen nombres famosos tangencialmente pero relacionados con la historia que van marcando hitos y que nos ayudan a progresar en el conocimiento de lo que pasó. Y parece veridico puesto que pese a las trabas puestas por detectives privados y abogados, esta gente no pudo evitar la publicacion del libro que os traigo. 

El libro se estructura en tres partes desde comienzos del siglo XX hasta 2020 (cuando la administraciónde Trump evita incriminar con cargos federales a los miembros de la familia Sackler), con tres momentos delicados ante diferentes tribunales que ponen en duda la ética médica de esta familia: en la primera, Arthur sale de la comisión investigadora del Senado por la puerta grande después de ningunearlo. Del segundo salen del juicio con una condena blanda que no les impide continuar siendo unos mercaderes del dolor ajeno. Del tercer juicio salen perdiendo muchos pelos en la gatera, con una sensación agridulce, pero salen con sus fortunas personales. 
La estrategia del autor para darnos a conocer el mal y el dolor causado por un fármaco pasa por conocer a Arthur Sackler, y en menor medida, la vida de sus dos hermanos Raymond y Mortimer. Nacidos en Brooklin y de origen humilde, esos inicios sugieren el tipo de cultura empresarial en que se crío un tipo un tanto especial. Poco empatico sería quedarse corto. Me refiero a Richard, hijo de Raymond, el padre de todo el engendro llamado Oxycontin que dio lugar a una emergencia de salud nacional.


Los comienzos de Arthur son los de un genio inigualable para los negocios ya desde el instituto. Su carrera profesional es de película en dos ámbitos principalmente, el de la siquiatria y en el de la publicidad. Es la época de las lobotomias, los electroshocks. Quien  lanzó el Librium y el Valium, dos pelotazos que le hicieron muy rico con prácticas muy poco ética que el libro describe. En definitiva se muestra a Arthur Sackler como un voraz hombre de negocios metido en consultas médicas y agencias de publicidad. Este hombre es el paradigma del hecho a sí mismo, y Radden le saca los colores, desvela en su investigación iniciada en 2017 su lado oscuro. 

Muerto Arthur, se crean dos opioides en pocos años: MS Contin y el Oxycontin. El segundo sustituye pronto al primero en ventas. Y aquí empieza a rodar toda la maquinaria bien engrasada en dólares para comprar voluntades, engañar al público y estafar con el producto.



Contaban además con la ayuda del big data creado por la ampresa de publicidad de Arthur, IMS. Y cuando llegaron las demandas, el libro describe la temeraria y agresiva posición de los Sackler y su huida adelante. Presiones a periodistas, a medios de comunicación, a fiscales estatales... Para ellos, el malo era el adicto, no sus técnicas agresivas de venta y ocultación de la verdad sobre el medicamento, como que el cuerpo se habitua a una dosis y necesita cada vez más para que haga el mismo efecto porque su sistema de liberación prolongada en el cuerpo era defectuosa. Se abrieron clínicas cuyo razón evidente de ser era dispensar Oxycontin, incluso de forma ilegal. Se premiaba la venta más apabullante y sospechosa del opiaceo. Un amigo de Richard le advirtió de que podía convertirse en el Pablo Escobar del nuevo milenio. Recuerda un poco al proceso de las tabacaleras, pero aquí la arrogancia es brutal, no reconocen el error nunca.
Hay dos personas en esta historia que yo recuerdo de estar relacionadas con Donald Trump años después: James Comey, ex director del FBI que lo acusó y enfrentó, y el exalcalde de New York Rudolf Giuliani, abogado de Trump. Este siempre en el lado cutre de la historia. 

La segunda parte del libro acaba con una condena descafeinada de la conducta de Purdue Frederick, no de Purdue Pharma, la auténtica generadora del delito, aunque sus jefes fueran los mismos.

Llegados a este punto, una vez declarada Purdue culpable en 2007, ¿qué nos puede contar la tercera parte del libro? Lo que menos cabría esperar: de 1000 millones de ganancias anuales pasan a 3000, se sigue mintiendo en las técnicas de venta... ahora con una versión mejorada de Oxycontin, el OP. Algunos nuevos actores, pero con Richard y su ingerencia dando la brasa a tope en Purdue. Aquí se referencia más pormenorizadamente el mercado negro de Oxycontin. Tened en cuenta que el libro trata de este medicamento, el analgésico más exitoso, pero hubo otros de otras marcas (Johnson&Johnson, Jensen...) también problemáticos. En relación a esto, el libro entra en como los Sackler intentaban desviar la atención pública conforme sus actividades empresariales se descubrían y se hacían de dominio público. Y es que era una familia que no paraba de sorprender. ¿Qué podía salir mal?

Esta reformulacion del OC con vistas a evitar su uso abusivo llevó a un aumento de muertes por sobredosis de heroína desde 2010. Y a menores ventas de OP. Interesante saber por qué. La debacle final de la familia empieza en 2015, cuando el fiscal general de Kentucky los sienta en el banquillo de los acusados. Richard tuvo que declarar. Varios miembros de la familia fueron acusados formalmente por dirigir Purdue, aunque ellos lo negaran. El linchamiento en los medios fue notorio. La fiesta se les acababa con Purdue en bancarrota (¡!). Aquí lo importante es ver como el ejército de abogados de la familia siempre iba, al menos, un paso por delante de la acusación. Es en ese contexto como se entiende el final. 
¿Algo netamente en contra del libro? Si, a veces da cifras que me temo son incorrectas, como en la página 546: un pago de doce mil millones de dólares a un abogado, cuando esa cifra se maneja para pagar a todos los demandantes de EEUU. Eso no puede ser, y hay algún ejemplo más. 

Una burrada. Esta es la historia de una burrada. Es la historia concreta, bastante detallada, de cómo una empresa idea y lleva a la práctica el descenso a los infiernos, hasta morir en muchos casos, de millones de personas y familiares que no tenían ningún motivo para drogarse y acabar enganchados de por vida. Si el mal existió en aquellos años, era también una empresa de los Sackler. Un pecado de codicia. O mejor unos auténticos yonkis del dinero, problema para el que no hay pastilla que lo cure.

Para acabar, recoemndar la serie de sobre esta historia, esta muy bien y dentro de los parametros del entretenimiento, recoge muchas cosas del libro. Merece la pena.
Algunos enlaces sobre como se va desarrollando el tema en el momento de esta reseña, ya que es un asunto que todavia quema muchas manos:
2020:El Pais aqui
2021:La Vanguardia aqui
2022:Con salud aqui.
Sobre la serie DOPESICK aqui.

martes, 23 de agosto de 2022

LOS ALPINISTAS DE STALIN, de Cedric Gras

LOS ALPINISTAS DE STALIN, de Cedric Gras


Hubo dos hermanos, dos grandes alpinistas en los primeros tiempos de la URSS. Eran Vitali y Yevgueni Abalakov. Dos "fuera de serie", sobre todo el segundo, en un momento en el que este deporte estaba muy atrasado con respecto a los logros de sus camaradas occidentales. Dos tipos con muchos logros en el Caucaso y el Pamir, dos siberianos, sin especiales vínculos iniciales con el comunismo, líderes entre sus pares pero con la mala suerte de vivir mientras un psicópata rige los destinos del pais: Stalin. 
Ellos se juegan la vida en laderas de hielo y crestas afiliadas, encordados a sus compañeros. Vitali se llevó la peor parte de la ascension al Khan Tengri, pero se salvó. Parece mentira que lo que evitan en la naturaleza más salvaje e inhóspita sea imposible de evitar en la civilización: la tortura y la muerte. Lo que no pudo conseguir una avalancha, un resbalón o un edema pulmonar, lo consiguió el régimen soviético con sus purgas: acabar con la vida de gente inocente, alpinistas en este caso, culpables de nada. Hasta el punto de cambiar la historia del alpinismo: allí donde uno de ellos llegó antes del terror de las purgas, se convirtió en un alpinista represaliado, condenado o ejecutado, desapareció de los análisis de la historia y nunca llegó a ese lugar desde entonces. Si fue el primero, corrió la lista y el primero fue el que hasta entonces había sido el segundo. El autor estudia los procedimientos judiciales, las delaciones entre los miembros de la comunidad alpina soviética, y describe las incoherencias y falsedades solo admisibles por coacción. Este es, en realidad, un punto fuerte del libro, la tragedia increíble de esta gente. 
El otro punto fuerte es conocer, aunque someramente, los inicios del alpinismo en la URSS. Hay un momento en esta historia en el que Vitali permanece encarcelado por el NKVD durante 2 años. Eso, unido a las amputaciones de dedos relacionadas con el Kan Tengri, lo dejan vivo por varios años posteriores a la guerra pero tambien fuera de juego del alpinismo excepto para dar clases y crear nuevo material de escalada del que la URSS carecia. Por eso es Yevgueni quien se pasea por el Pamir y sueña con el Himalaya. Quien despues de subir al pico Stalin en 1933 (despues pico Comunismo y despues pico Ismail Samani), cartografió debidamente cordilleras apenas visitadas hasta entonces en el centro del Asia sovietica. El es quien se llevo las medallas en su epoca. Una epoca que acabo abruptamente cuando lo encontraron  muerto el 24 de marzo de 1948 en Moscu. Otra cita para la controversia: ¿descuido, suicidio o asesinato?


La historia sigue ya solo con Vitali. Un hombre que salió vivo sin condena de un juicio contra el, pero no indemne: Stalin prohibió su salida de la URSS para nada. En un momento en que todos los países occidentales se dedicaban a coronar ochomiles, los soviéticos apenas salen del país. El alpinismo sólo sirve para la propaganda y aumentar el proselitismo político. 
Capítulo aparte merece la fallida aventura de los soviéticos con los chinos para conquistar el Everest... algo que pone los pelos de punta, y una tomadura de pelo china. Otra que te deja los pelos como escarpias es la primera ascension femenina al completo del pico Lenin.
El autor deja bien claro que la filosofía del alpinismo soviético es que allí suban todos, los buenos y los mejores, el ingeniero y el fontanero. Los méritos son del grupo, no del individuo. Por tanto, el que más vale debe esperar a que el que menos vale suba de nivel. Mientras, va pasando el tiempo y se pierden oportunidades, como le pasó a Vitali. 
Lo otro que deja muy claro es su aversión al sistema soviético e incluso a Putin. El libro está lleno de sus apreciaciones al respecto. Pero se echa de menos una inmersión mayor en la cultura de esta gente, ponerse en la piel de ellos, intentar sentir como ellos. Hundirse bajo las capas de informes y papeleos de la época y rescatar al hombre, lo que pudo sentir bajo capas de aparente rectitud soviética. Se esboza, pero echo de menos una mayor profundización. Se más de las opiniones del autor que de las opiniones de Yevgueni o de Vitali. Tal vez sea muy difícil lograrlo.
Por lo demás, un libro entretenido sobre dos oscuros siberianos que conquistaron la cima del alpinismo sovietico bajo la sombra del dictador y asesino en masa Stalin, incluso después de muerto.

ANNIE DILLARD

ANNIE DILLARD


Incluso la simple oscuridad de la noche hace insinuaciones a la mente

jueves, 11 de agosto de 2022

MIS MEMORIAS, de Violeta Friedman

MIS MEMORIAS, de Violeta Friedman



Este es un testimonio vital que surge, como la misma autora nos confiesa al principio, a raíz de la negación del Holocausto por parte de Degrelle cuando ya estaba viviendo en España (ambos vivian en España, el nazi protegido por Franco y el estado español, la supervivente por los motivos que va a explicar en el libro). Este hombre era el jefe del Partido Rexista, la filial nazi en Bélgica que ayudo a detener judios. Fue general de las SS y protegido por Franco, que evitó su extradicion a su país de origen. Pero muerto Franco, siguio en nuestro pais tan comodamente hasta su muerte. Un individuo que en diciembre de 1944 ya había sido condenado a muerte por sus crímenes. Como para pedir ahora extradiciones al gobierno belga por ciudadanos españoles... de aquellos polvos, estos lodos.
De entre el género de relatos de supervivientes a los campos de exterminio, este es de los que sabe que tiene audiencia desde la primera página. Escribe para no olvidar, ella que quiso hacerlo, y los demás, para que no sean engañados por personajes como Degrelle. Este último si fue llevado a juicio por sus opiniones en España y lo perdió.
El relato de su vida se teje desde su ambiente familiar en una pequeña ciudad de la región de Transilvania llamada Marghita (Rumania en esa epoca, ahota es Hungria) en abril de 1930. Siendo judios, ya se puede uno imaginar como acaba la cosa al iniciarse la II Guerra Mundial. El caso más particular sobre ella es que era una cría que pudo haber muerto un montón de veces y otro montón de veces se salvó. A partir de ahí comienza su búsqueda de un lugar en el mundo, un mundo roto. Y estos supervivientes del Holocausto son piezas del puzzle que no encajan por ningún lado. El mundo tiene demasiados problemas, y el de estas personas es solo uno más. Para empezar, la nula empatia de los rusos con ellos, por no decir algo peor. Después la llegada de los comunistas al poder, otra opresión. Entró en  Auschwitz con 14 años, salió a los 15 y tras una serie de vicisitudes, llegó a Canadá en 1949 con 19 años. Digno de mención todo lo que eran capaces de hacer por escapar de Europa. Es una vida contada por giros dramáticos, aunque no más que los leídos en gente en sus circunstancias, por eso es un genero biografico o historico a mi modo de ver. Muchos enredos personales  (parecen perseguirla, pero debian ser asi las cosas). Ella misma reconoce que tras salir de Auwschwitz los vaivenes emocionales la hacen pendular en todos los sentidos, básicamente soledad y tristeza. Se establece en Canadá, en Venezuela y en 1965 en Madrid, divorciada y con dos hijos. De estas estancias se saca la profunda insatisfacción interior que Fredman guarda, y su decepción con tanta gente, en grado autodestructivo. El caso especial con su hermana Eva, que no salió de Rumanía, es el de una herida sin cicatrizar desde la posguerra, y describe la situación social y política de este país y de Hungría, interesante porque son años muy opacos para occidente.

El giro importante, el que da comienzo a la idea de este libro es el periodo de tratamiento siquiatrico que la sacó de la depresión. Se siente mejor en Madrid como para establecerse definitivamente y empezar a escribir su historia. Y es aquí donde entra su conflicto con el citado Degrelle, que además de su anterior profesión criminal, vivía como el típico señorito franquista a costa de rentas (¿?). Vamos, que por las pruebas aportadas, alguno podria pensar que, de profesión, caradura. Y ahí entran las distintas instancias jurídicas del estado español a mediados los 80 apoyando a... Degrelle. Incluyendo a miembros de la Guardia Civil. Con dos cojones.

Pero finalmente se obró la sensatez y gracias a Violeta Friedman, la ley española cambio en el tribunal supremo para ella y todos los que lo necesitaron hasta nuestros días. Entra de lleno en penalizar el racismo o la negación, banalizacion o defensa del genocidio. Término el libro en 1994. Una parte documentada y necesaria, lograda en el momento oportuno porque con la vocacion extremista de algunos de los politicos actuales dudo de que fuera posible.
Se puede leer el libro libremente en este enlace a su web.

miércoles, 10 de agosto de 2022

TODA LA VIDA Y OTROS CUENTOS, de Alberto Savinio

 TODA LA VIDA Y OTROS CUENTOS, de Alberto Savinio


Un libro pequeño de relatos en los que al protagonista le suceden hechos extraordinarios en un estado semiconsciente, como podrían ser un sueño, una duermevela, un mal despertar en el que no te aclaras del todo, el momento del paso de la vida a la muerte, prolongado en un moribundo... A partir de ahí un narrador omnisciente nos cuenta con pretendido realismo la cosas que ve, que escucha, que siente, y que en la vida normal de una persona serían imposibles. Tan original, y tan bien contado me han parecido cada uno de estos 8 cuentos que alguno de ellos me evocó incluso una obra maestra de este estilo, como es Fantasía, la obra animada de Disney. A veces son descritas las tramas como alucinaciones de la protagonista que escapa de la mente cartesiana con la que vivimos todos en contraste. El ambiente de estos cuentos suele ser una habitación especial por su significado dentro de una casa, o al menos un espacio bastante acotado.
Otras veces el protagonista sufre una ensoñación infantil que de mayor ha llegado a convertirse en obsesión, una obstinación hipnótica que nos revela el pensamiento irracional de que estamos hechos en el fondo. En general, los cuentos tienen también un énfasis moral, más claro en unos que en otros, pero enturbiados por un ambiente irreal. Suele ser la particular ética del protagonista la que guía sus pasos, intentando amoldarse a una rutina de vida que estalla en durante una experiencia irracional pero plenamente justificada, que es el merito del autor.
Como dice en el último cuento, "quiso experimentar todas las manifestaciones voluptuosas del sueño consciente". Podríamos traer a la memoria incluso algun cuadro de Dali. 

lunes, 8 de agosto de 2022

EL HEREJE, de Miguel Delibes

EL HEREJE, de Miguel Delibes


Tres reformistas de la primera mitad del siglo XVI se juntan en el interior un barco, mientras navega frente a las costas francesas, para examinar la fe de cada uno de ellos. Una cosa les une, y es que abjuran de la iglesia católica. Pero a partir de ahí, el capitán Berger habla como un neófito seguidor de Lutero, Salcedo es el representante vallisoletano del grupo reformista, más perro viejo, y Telleria es un sevillano calvinista cargado de dogmas. Un comienzo curioso.
Pero a partir de ahí se nos cuenta la vida de Salcedo, sus orígenes burgueses, su educación formal y sentimental, su acceso a la herencia familiar, el éxito social y empresarial, su boda, sus amistades y, desde estas, su rápida caída en desgracia.
Pero lo que realmente se nos cuenta está en lo que se esboza, en las graves cuestiones de conciencia para un hombre bueno de su época. ¿Bueno? No siempre, pero lo intenta. Es una historia de búsqueda de la verdad, de la felicidad, de aunar ambas cosas en la madurez. En realidad, algo propio mde cualquier epoca de la historia humana, pero no de cualquier edad humana. Es mas bien una historia de madurez, de dar muchas vueltas a las cosas, de haber aprendido hace tiempo que lo bueno a veces es enemigo de lo mejor. Creo que es una narración en la que el autor ficciona muchas cosas, pero no esa sensación de guerra perdida en la vida de un hombre que intenta ser íntegro y liberar su conciencia con la verdad. Voy avanzando en la lectura y voy percibiendo la pesadez de la vida con ese nivel tan alto de autoexigencia. Hay momentos de profunda sensación de fracaso. De que nada se gana en esta vida para un hombre de fe, de fe luterana al menos, si no es con la muerte.
Podría parecer un libro pesimista, y tal vez lo sea, pero al final queda un esbozo luminoso que da un respiro, aunque no un sentido, al final de Salcedo.
A destacar el logrado ambiente rural, las escenas de caza (cómo no!), la mucha información sobre vestidos y modas de la época, la consistencia de la Reforma y esa narración en tercera persona muy cercana a la conciencia de Salcedo, intentando comprenderle y compartir sus dilemas. Es posible que las cuestiones religiosas ahora nos resulten tediosas. A mí la primera parte del libro, en el barco, se me hizo, cuando menos, rara. Pero es lo que había en la época del siglo XVI, y de esta manera comprendemos al final del libro que todo lo que ocurre se debe no sólo a un sentimiento o un calenton, sino a una idea. Y es a ella a la que se aferra Salcedo hasta el último momento. Sin duda son cuestiones que debieron mover a Delibes en sus últimos años. Tal vez ideas de otra época, pero estas cosas van y vienen a lo largo de la historia. Y tal como se narran, creo que aguantan la lectura todavía sin que el libro se nos caiga de las manos. 

sábado, 6 de agosto de 2022

ALGO DE MI MISMO, de Rudyard Kipling

ALGO DE MI MISMO, de Rudyard Kipling


Con un estilo vivaz, repasa su vida con una primera etapa que va de Bombay (donde nace), a Lahore, donde se encontraban sus padres cuando tenia 16 años. Mientras, ha sido acogido por diferentes personas e instituciones, ha aprendido de los colegios y de la vida. Cada recuerdo de niño ha tenido sus circunstancias vivamente retenidas en la memoria y han tenido un significado en el desarrollo posterior de su vida.
Todo es muy anecdótico, algunas veces con trascendencia (como una lectora un conocido) otras sin trascendencia (como hacerse mason). 
Su primer trabajo es como periodista a destajo, sahib muy ocupado por aprender entre los hindúes, musulmanes y otros autóctonos del subcontinente indio. Para cuando regresa a Inglaterra, además del oficio periodístico, lleva el gusanillo de la creación literaria. Transmite unas sensaciones confusas por la buena suerte que tiene para ir ganándose la vida con esto por la cuestión de si lo merecía o no. En cualquier caso, llegados a este temprano punto de su vida, comprendemos de dónde nacen esas nociones exóticas del mundo que están en sus relatos. Es la época de admiración y de aprender de muchos amigos escritores en Londres. De grandes viajes por el imperio británico, es decir, por casi todo el mundo. La época de quedarse con los detalles de lo que vive y experimenta, de explicar el origen de algunos de sus cuentos. 
Tampoco se evitan opiniones sobre cuestiones sociales de cada momento. 
Se casó, se arruinó y se instalo en Nueva Inglaterra. Es así como un escritor de aventuras vive las suyas: algunas domésticas, como en EEUU, o en Inglaterra. Otras, en la guerra de los Boers, o criando un pequeño león en casa, o conociendo al famoso Rhodes, etc. Y a caballo de estas historias, la génesis de alguno relatos famosos como El libro de la selva, o Kim de la India. Y junto a estas cosas del oficio un concepto esotérico, el Daimon, una especie de encarnación de la inspiración: como hacer que llegue y se quede en sus relatos.
Responde a las acusaciones de algunos críticos, a los que desprecia según sus motivaciones o acusaciones, como la de imperialista entre otras. Lo cuente todo o no, hay un aire de sinceridad en toda la narración. De hecho tiene algunas páginas dedicadas disculpar sus errores, bastantes más atacar los ajenos dentro del gremio, sin olvidar a los plagiadores de sus obras. Lo mismo que algunos párrafos sobre el servicio militar obligatorio o la idoneidad del pueblo judío. Vamos, que no le quedaron muchos charcos en los que pisar.
Me ha resultado, en definitiva, un pequeño acercamiento a alguien bastante exuberante en experiencias e ideas. Bien contado, ha sido sólo algo de el mismo, contado por si mismo. ya sabemos, afalta de una auditoria externa, jejeje. Para hacerse una idea de comienzo con este influyente escritor: no tiene el aire de inconclusa, pero parece ser que lo es.

CANADIANA, de Juan Claudio de Ramon

CANADIANA, de Juan Claudio de Ramon



El último libro que he leído sobre Canadá es este, CANADIANA, escrito por un diplomático español que permaneció en Ottawa 5 años. Así que su deber era estar bien informado, y aquí lo transmite. Lo hace porque no hay muchos libros con una mirada actual sobre el conjunto del país. Yo no encontré más que este. Aún así es un libro especial.
Primero describe cada provincia de las mas habitadas, pero se deja el territorio de los inuit, el del Noroeste y Yukon. Eso le permite esbozar la peculiaridad de cada región, y unas están más desarrolladas que otras por su importancia dentro del país. Un poco en función de lo que aportan al resto. Comenta las singularidades históricas y sociales del país, como la rebelión de los Metis, algo de las Primeras Naciones, la importancia de Franklin en el imaginario colectivo, la dependencia con Gran Bretaña, el origen de su seguridad social, el jockey sobre hielo... Es una parte en la que sus viajes por Canadá no son una guía de viaje, sino para ilustrar sus conocimientos adquiridos. No hay nada de los valores naturales y paisajisticos del país. Ni demasiado roce con personas de la calle, ni experiencias importantes que le dejaran pasmado. Es un libro informativo. 
Y es que conforme llegamos al capítulo sobre Pierre Trudeau, comprendemos que el que aquí escribe es un político. Sin clara adscripción partidista, pero político. Porque aquí sí entra su apreciación más personal al desarrollar la semblanza de este personaje tan importante en la historia reciente de Canadá. Yo también tenia cierto interes porque algo previo sabía. Merece la pena leerlo sea cual sea nuestro posicionamiento previo en torno a la independencia de Cataluña, con la que lo compara, porque el escribe cómo el presidente canadiense se enfrentó a la secesión de Quebec y ganó esa batalla, aclarando y definiendo, de paso, el encaje de todas las partes de Canadá para evitar futuros problemas. Hay mucha admiración personal por el padre del actual presidente Justin Trudeau. Se pueden compartir o no las opiniones del autor, y su versión de la historia reciente de Canadá. Desde luego, acepta que haya agravios a la parte francesa, pero su postura es clara. En el tema catalán, que es para lo que le sirve la mitad de este libro, al que alude, no se mete, solo lo compara con Quebec y Trudeau. 
Así pues, creo que lo mejor de todo es la información que aporta, y lo que menos pueden interesar son sus posturas políticas. Y lo que se echa en falta, como suele pasar con estos autores, es un poco más de roce con la vida, incluso si no es con Pierre Trudeau, que ya esta muerto por otra parte. Conforme la vida avanza, Trudeau se aleja de ella para quedar en los libros de historia. Es el periodico de antes de ayer. A fin de cuentas, mientras no haya otro libro más a mano, y con mayor ambición, sólo nos queda Canadiana.

jueves, 30 de junio de 2022

LOS FUEGOS DE OTOÑO, de Irene Nemirovski

LOS FUEGOS DE OTOÑO, de Irene Nemirovski


Los fuegos de otoño se parece a un gran cuadro lleno de personajes burgueses, cada uno a lo suyo, caracterizados de forma magistral: unos anclados en las ideas del XIX y otros rebozados en pleno siglo XX, e interactuando con el paisaje plenamente parisino de entreguerras, que es el espacio temporal donde principalmente se desarrolla la novela. Como un cuadro de Bruegel el viejo o algo así: los vas viendo actuar con una mirada descarnada sabiendo hacia el precipicio al que se asoman, los problemas que les acechan. Desvelar intereses camuflados de patriotismo o amor,  inflamados allí donde imperan las buenas conductas de convivencia, para alumbrar despues las miserias humanas bajo esas alfombras de apariencias es la especialidad de Irene Nemirovski, nacida en Kiev en 1907 pero transplantada a Francia muy pronto. Las dos guerras mundiales dinamitan esas apariencias. Lamentablemente, la autora no vivio lo suficiente para ver en que acababa todo eso que describia a su alrededor.

La suya es una concepción clasista y rígida de la sociedad, poco condescendiente. Una narradora que ve los toros desde la barrera, pero que entiende de toros. 

En mi opinión, una de las estrategias narrativas de Nemirovski es enfrentar voces interiores. Los pensamientos de una madre complaciente tienen su réplica con el estado de ánimo de su hijo la noche anterior a su regreso al frente, por ejemplo. No hay generalmente una confrontación física, ni verbal, pero la autora nos deja leer sus pensamientos y ese "choque de trenes" de estados de ánimo, de pareceres, sin ideas precisas muchas veces, es la dialéctica que nos provoca cierta violencia interior. Antichauvinista, arremete contra el modelo capitalista que se infiltra en las relaciones humanas e íntimas: ahi señala el pecado original del desastre entre los miembros de estas familias burguesas. Son estados de ánimo  que oscilan en los estremos entre soldados y civiles, entre frente y retaguardia, entre viudas y familias aún sin pérdidas. Es un relato emocional del derrumbe de Francia, como otra toma de postura paralela a Suite Francesa, una obra maestra, redonda. Cuando habla Detang, uno de los personajes, por ejemplo, la autora parece estar arreglando cuentas con su pasado. El relato es corto para el tiempo extenso que abarca, asi que cuenta con grandes elipsis, asi que va al grano, a lo interesante.

Nemirovski tiene la rara habilidad de expresar, con las cuidadosas palabras de un párrafo, el universo exacto de lo que está tratando. El relato fluye sin darte cuenta, es un placer de lectura en realidad. Y al llegar al último punto, te quedas con la sensación haber leído algo más grande que esas palabras. A veces las vuelves a leer y sí, comprendes lo que ha sido: un fogonazo de ideas, una chispa que despierta nuestra maquinaria interior para pensar sobre esas ideas, que evocan recuerdos propios y nos trasladan a sensaciones un tanto alejadas en el momento de leerlas pero que nos son propias y, de nuevo, bienvenidas. Eso, amigos, no lo logra cualquier. Es el "pack completo" de la lectura. Tiene algunos párrafos soberbios, te dejan alucinando de lo bien que escribe. Es increíble que alguien que merecía un nobel, una cátedra universitaria, un reconocimiento universal, saliera por la chimenea de un campo de exterminio: Auschwitz, 1942.

Esta novela es la otra que, junto a Suite francesa, quedo inacabada y olvidada por muchos años hasta su recuperacion por parte de sus hijas. Estaban en un viejo baul olvidado, que cosas tiene la vida. Es el legado de una maestra no olvidada por suerte para nosotros, pero tratada por la vida con la peor de las fortunas.

LOS FUEGOS DE OTOÑO, de Irene Nemirovski, de 250 paginas. La primera edicion francesa data de 1957. Esta edicion del año 2020 de Penguin Random House Ed. contiene los capitulos que en una version corregida a mano Irene quiso eliminar

 

domingo, 26 de junio de 2022

DIARIO DE CANADA, de Walt Whitman

 DIARIO DE CANADA, de Walt Whitman

Libro que se lee en media tarde, incluso te da tiempo de recoger la mesa, poner los platos en el lavavajillas y sacar al perro un rato. La primera parte es un sesudo ensayo sobre la importancia del autor y su unico viaje fuera de USA. Lo mejor que puedo decir de él es que es corto, porque es un barullo de ideas sesudas que deberia haberse refinado en mas paginas y haber sido expuestas con mayor claridad, por cortesia con el lector, cosa aparte con su nivel de comprension lectora. Trabajeselo un poco mas señor...  X.

El meollo del librito son las impresiones del famoso poeta. Entusiasmado con todo lo que ve de principio a fin: los canadienses, Ottawa, el lago, etc. Lo normal. Como si por ser W. Whitman hubiera de traernos a cada momento el destilado de ideas y sensaciones mas puro. Pues no, algo hay pero muy poco. Es, en general, bastante simple, lo bastante como para no entender de donde saca el prologista semejante aparato de ideas a partir de las entradas mostradas del diario. Y como se queda corto el volumen, se añaden algunas entradas en forma de diario que nada tienen que ver con el viaje a Canada. Si te gusta Walt Whitman, y quieres leerlo todo de el, pues bien. De no ser asi...

sábado, 25 de junio de 2022

CHICAS FELIZMENTE CASADAS, de Edna O'Brien

CHICAS FELIZMENTE CASADAS, de Edna O'Brien

La trilogia, en un solo tomo


Novela de costumbres, esta vez urbanas, de dos chicas jóvenes irlandesas arraigadas en Londres y recién casadas. Si leiste las dos entregas anteriores, ya las conoces. Personalmente, creo que viene mejor hacerlo así. Argumento poco original el de dos matrimonios en la cuerda floja, aqui lo especial es la mordacidad con que se tratan los temas que conlleva: las relaciones sexuales, las relaciones padres e hijos, la amistad... El matrimonio de Kate con Eugene pronto explota, y lamentablemente para ella (como siempre). El de Baba se sostiene porque parece que ella y Frank compiten en ser a cual mas brutos.

Por supuesto, el título es irónico y con saber eso uno puede imaginar la retahíla de sinsabores que desmenuza esta novela a dos voces, la de Kate y la de Baba, siendo esta la que habla en primera persona de si misma y la que habla de Kate con distanciamiento. El encuentro sexual frustrado entre Baba y Harvey, por ejemplo, es un compendio de ironía, una satira de algo que despues de tanto buscarlo es decepcionante como la vida misma, algo procaz incluso. Me encantan esos sucesos tan bien narrados. Y como lleva la tension hasta ese encuentro sexual. En general, con las relaciones matrimoniales, es extremadamente caustica: la ironía y el humor se entremezclan para acompañar a las dos parejas. Y de las dos, la más viva, y la que me causa más pena, es Baba. Si en la segunda entrega de la trilogia parecía más modosa, aquí vuelve a ser borde, muy vulgar y especialmente corrosiva con su marido. Digamos que es la voz más entretenida de la trama.
En realidad es Kate es una parodia de esposa joven, con la idea de dejar muy mal paradas las convenciones sociales aquilatadas por generaciones de experiencia. No puedo evitar una sonrisilla en algunos momentos cuando se meten las viejas ideas acerca del matrimonio por medio, el evangelio, el derecho a la vida, las relaciones padres e hijos, etc.
A mitad de libro, o algo mas, empiezan las zozobra de una madre primeriza y separada, sin trabajo ni techo propio: esa es Kate. En esta última entrega sobre ella, la vemos de nuevo desvalida, sin estabilidad material, afectiva o psíquica. Reúne situaciones cómicas con momentos patéticos, de profunda soledad en todo aquello que parece herirla. Y partir de aqui empiezan unos fuertes vaivenes anímicos de Kate a través las cosas que la obsesiona especialmente, temas como el sexo, el abandono, separación violenta del hijo, pobreza, etc. Por fin, después de dos libros y medio, se empieza a atisbar una Kate madura, pero por poco tiempo: no consigue representar algo importante en la vida de las personas a las que quiere. Porque ese me parece el motivo último para haber seguido con su vida desde el principio, y no lo logra. Tal vez sea también el eje central de las tres novelas, ejemplificadas con distintas respuestas en Kate y Baba. Y por esa altura de miras que se plantean, es inevitable que sus vidas fuesen decepcionantes como transmiten muchos lectores al cerrar la trilogia. Pero yo agradezco a la autora que no edulcore estas cosas ni las haga fluir en plan Disney. 
El final es un epílogo, un monólogo de Baba, una especie de lamento hacia una vida sin sentido, y con demasiado dolor entre tanta banalidad. 
"...me doy perfecta cuenta de que estaba perdida en el corazón de una puta jungla. En la misma donde había nacido. No había tenido arrestos para abrirse camino. Tendría que haber ido a clases nocturnas y aprender algunas cosas, unos cuantos lemas, como: «No deposites tu confianza en ningún hombre»..."
La sensación de vacío que deja este final es tremendo, como si nos faltara el suelo bajo los pies. Y es que, con mayor o menor acierto, según sea el lector, en mi caso encuentro que tras capas y capas de superficialidad, de malas e ingenuas decisiones, de elemental estupidez en ocasiones, el texto se eleva a ratos desplegando el desconsuelo, incluso la irritación, por una vida sin horizonte ni sentido claro. Es una coda a la trilogia del sinsentido, no ya solo racional, sino también emocional, del corazón. Con una educación como la que recibieron ambas, era imposible ser felices.

viernes, 24 de junio de 2022

LAS CATARATAS DEL COPPERMINE. CRIMEN Y LOCURA EN EL ARTICO, 1913, de McKay Jenkins

LAS CATARATAS DEL COPPERMINE. CRIMEN Y LOCURA EN EL ARTICO, 1913, de McKay Jenkins



La historia, con algunos antecedentes de violencia en esa remota parte del mundo, (tal y como lo vio el legendario Franklin por ejemplo en el siglo XIX), comienza en el momento que nos ocupa con un cazador, Hornby, y un sacerdote católico, Rouviere, empeñados en viajar por el Artico canadiense para contactar con esquimales de las Barren Lands. El primero para recibir ayuda, algo de compañia tal vez, información y establecer intercambios utilizando a alguien que inspirase confianza a los esquimales. El segundo, Rouviere, para convertirlos a su religión. John Hornby no dejaba de ser un tipo individualista en un medio hostil  que conocía y sabía manejar bien. Los esquimales son los maestros en ese arte. Ademas, la expedicion científica de Douglas, buscando minas de cobre en la zona en aquel tiempo, instalada su cabaña a 10 km de la del cazador junto al Great Bear Lake, sabia apañarselas mas o menos y llego bien pertrechadada para su primer invierno de -40°C y la ausencia de sol del 16 noviembre al 9 de enero. 

Todos veian como el hombre blanco corrompia al esquimal en la zona de desembocadura del rio McKenzie. Pero el padre Rouviere, francés, es otra cosa. Llega en compañía de Hornby, se hace una cabaña despues para el solo pero no está ni mental ni físicamente preparado para ese rigor oscuro y frío que ha destruido a muchos otros hombres. Llegar allí sólo con la fe es como llegar con las manos en los bolsillos. Al acabar el invierno vuelve a Fort Norman, su base, por orden de su superior. En julio está de regreso en Great Bear Lake, de nuevo en contacto con los esquimales, y con la nueva compañía del padre LeRoux, un belga que no inspiaraba confianza. No dejó buen recuerdo en quienes lo conocieron allí arriba por su arrogancia, detonante de algunos problemas...

El 8 de octubre de 1913 los dos misioneros, se fueron de su cabaña acompañados de un grupo de esquimales que van a la costa ártica. Es el comienzo del invierno, están débiles físicamente, hay un esquimal violento entre ellos y no tienen ni idea de como sobrevivir si no es a costa de esa tribu en todos los aspectos. Es una época del año en que los esquimales pasaban penurias siempre. Es decir, hay miedo a morir en todos. Ahí empieza la tragedia.... porque hasta aquí, el libro desarrolla un cúmulo de malas decisiones tomadas por dos individuos de buenas intenciones pero en absoluto adecuados. Ni siquiera era una buena idea la de convertirlos al cristianismo a toda prisa solo por adelantarse a otros misioneros de otros credos o por extender el dominio del gobierno canadiense allá donde no tenía apenas repercusión.

A partir de aqui lo que la policía montada del Canadá supo sobre como ocurrió el asesinato de los dos sacerdotes fue a través de testimonios de esquimales y el diario personal de Rouviere. 

Los asesinos fueron capturados al cabo de 30 meses con mucha suerte y bastante eficacia para aprovecharla. Despues fueron trasladados a la corte penal de Edmonton, proceso que ocupa la tercera parte del libro. Si en la segunda se plantean las creencias de los esquimales, sus diferencias difíciles de salvar con el hombre blanco colonizador al nivel antropológico de hace un siglo, en este tramo final del libro se retrata si es justo tratar a esta gente, que apenas conoce a los blancos, y que esta allí desde mucho antes, con los mismos paradigmas eticos y sutilezas legales que son propias del poder colonizador, en este caso la justicia británica (Canada aun no habia soltado amarras de su Graciosisisisisima Majestad). ¿Fue un asesinato o un homicidio en defensa propia? Porque los sacerdotes no se portaron bien con ellos cuando pretendian regresar, aunque de eso no habia testigos. Segun la Carta Magna británica, un hombre no puede ser juzgado por sus superiores sino por sus semejantes. Entonces, ¿que hace un esquimal, que conocia a los hombres blancos desde hacia solo 3 años y muy escasamente, entre blancos en un tribunal de justicia? Este es uno de los puntos fuertes del relato, de una importancia que se renueva en el tiempo. El final del libro habla del juicio y el destino de los acusados, y de los que vinieron después. Hace falta ser malvado para decir que el hombre blanco trajo prosperidad al esquimal cuando, junto a comida, ropa o la reducción de hambrunas, etc, se llego a reducir hasta un 90% de su población en algunas regiones por culpa de innumerables enfermedades infecciosas importadas por los blancos en esos años. Pero es que la realidad de estos habitantes originarios ha desembocado en una situación mucho peor actualmente. El autor estuvo por allí en 2002 y da cuenta de ello. Eso sí, casi todos los ancianos son cristianos. 

Aprovechando la documentación existente, se exponen con claridad las posturas: las de buena fe, las capciosas, los prejuicios, la opinión del público y la prensa de 1916, año del juicio, en un remoto y despoblado territorio del planeta, como lo es en la actualidad. Y lo que resulta de ello es un choque civilizaciones brutal entre el mundo esquimal y el mundo anglosajón en torno al puntilloso tema judicial de dos asesinatos, es decir, donde hasta la última coma del relato cuenta. Complicado asunto este de juzgar. El autor sintetiza los problemas de este caso con genuino interés por el. Se lee fácilmente: el mundo esquimal se explica, la belleza y crueldad del paisaje se sienten, el interes del hombre blanco se presiente sin esfuerzo. Una oportunidad mas de conocer una historial real, extraña pero ya no tan lejana en nuestro mundo globalizado. Muy documentada sin caer en la pesadez en ningun momento, y bien contada.

sábado, 4 de junio de 2022

ÚLTIMOS TESTIGOS, de Svetlana Alexiévich

ULTIMOS TESTIGOS, de Svetlana Alexiévich


Libro de anécdotas de la invasión nazi sobre Rusia. Principalmente de  Bielorrusia, que de allí es la autora. Alexievich (1948) reunio 100 testimonios en los años 80 cuando esa gente, que entonces andaba en la cincuentena, hablaba de su niñez, o preadolescencia con uno o los dos progenitores perdidos por la guerra. Eran los ultimos que quedaban, habia que darles voz antes de que desaparecieran. Porque los protagonistas responden con los recuerdos de cuando eran niños o adolescentes. Sólo en Bielorrusia hubo 27000 niños en orfanatos en 1945. Por tanto, esto es un obra coral, donde cada uno aporta una nota concordante con las otras 99. Ahí esta la mano despues de la autora, Premio Nobel del 2015 para conseguirlo. Sin duda, con la crueldad de la guerra en nuestras múltiples pantallas, se hace necesario un libro como éste para saber lo que es de verdad, y lo que no es: ni un documental, ni una foto en primera plana, ni una cuota de share a la hora de maxima audiencia, ni una conversación en una barra de bar a 4000 km, ni un videojuego... Es lo que está aquí escrito, en esa sensación final que deja la lectura de Últimos testigos. 

Svetlana Alexiévich: “No me dedico a recoger solo horrores, sino que busco una nueva mirada que haga reflexionar”


Cada anécdota tiene su propia voz, en ella se descubre principalmente el miedo y el dolor por tanta atrocidad. Pero también otros sentimientos como la alegría por la liberación, la sólidaridad entre los vecinos, la resistencia por no dejarse matar, etc. Son historias personales con un toque de sencillez, de ingenuidad incluso, todas son voces civiles, no de militares. Eso sí, al principio lo sientes monotematico, como atrapado en un pozo en el que caes cada vez mas bajo, pero luego te centras en las historias y entretiene sin premuras. Como en otros libros de la autora, ella desaparece del relato.
Sirve de ejemplo para comprender la mentalidad de aquellas gentes, de lo que supuso en la sociedad soviética o rusa lo que ellos llaman La Gran Guerra Patria. La experiencia traumatica por excelencia que los galvanizo como sociedad comunista. Como ahora esta galvanizando a Ucrania.
Destacan tambien las historias de los partisanos y algunos envíos a campos de exterminio. Se aprovecha el recuerdo infantil de los adultos para evitar declaraciones ideológicas en general. Pero es evidente, y llama mucho la atención, el carácter aleccionador de los testimonios: todos se portaron bien, todos fueron honestos, los traidores siempre fueron otros y tuvieron su merecido. Por ejemplo, muchas familias evacuadas, o sin algunos de sus miembros, recogian y daban cobijo a niños que se encontraban abandonados por algun motivo. Muchas de estas pequeñas historias personales ocurren en el ámbito familiar de la propia casa o aldea. Demasiado bonito para ser lo unico cierto. Como esta escrito en época soviética,  tal vez no quepa esperar otra cosa. Además, hay un gran silencio en torno a la invasión previa de la mitad polaca. ¿Demostraron ahí los rusos ser mejores que los alemanes? Y lo mismo cabe pensar de la guerra ruso-finesa. Capítulos de la II Guerra Mundial en la que ellos fueron agresores iniciado el conflicto, pero sin noticia de remordimiento.

Puede parecer en exceso una historia de buenos muy buenos y malos muy malos, pero lo que es indudable es que los malos, los alemanes, tienen mucha suerte a día de hoy de existir como nación y como pueblo. Después de las burradas que hicieron, y aquí hay muchas, merecían el peor de los destinos. Otros pueblos, a lo largo de la historia, han desaparecido por mucho menos.
Una penúltima reflexión: es un monumento colectivo al momento crítico de la nación. Pero buscar esta lectura sólo porque la ha escrito una Premio Nobel puede ser decepcionante si no sabes de qué esto va de mucho dolor y sin final Disney. Puede resultar monótono porque el tema varía muy poco. Es árido y duro. Lo mejor sería pensar que esto de la lectura es como otros órdenes de la vida, donde hay muchos otros pececitos pululando por ahí y que nos pueden ser atractivos si solo queremos pasar el rato entretenidos. El método de escritura polifonica de Svetlana, cuyo resultado me recuerda un poco a Dostoievski, pasa por emplear el tiempo y la inteligencia necesaria para que una persona llegue a esa catarsis donde vuelca sus recuerdos más traumaticos con todo su sentimiento. Por lo que ella ha contado, son momentos en los que la gente se confiesa a sí misma situaciones que no todo el mundo se había atrevido a verbalizar. Luego está el oficio de la sutura para captar esos chispazos y ponerlos negro sobre blanco sin sentimentalismo ni trucos narrativos (evidentes al menos). 
Otra idea: es un libro sencillo y rápido de leer a poco interés que se tenga. Pero no implica que escribir un libro de estas características sea fácil. Ganarse la confianza de esta gente, contar sinteticamente estas cosas tan difíciles, debió costar. En nuestro mundo de tradición católica, siempre tienes la sombra de Dios revoloteando, y aún la libertad de desdecirte y abrazar una fe desde el ateísmo, o a un grupo de gente, o mas facilmente a la familia. Esta dentro de nuestra libertad de conciencia, pero pongámonos en la piel de esta gente: ha vivido lo peor que se puede vivir, se ha quedado sin familia (o la que quedo esta tan tocada como él) y ninguno apela a Dios (algunos hacen gala de su ateísmo, solo una persona confiesa no creer en el comunismo), están en unos años difíciles, con la guerra de Afganistán y el desastre de Chernobil. El comunismo no termina de arrancar por el motivo que sea. Aquí hay mucha amargura que descifrar. ¿Como soportas los recuerdos? ¿De qué ha valido tanto dolor?
Una última reflexión: ¿donde separar en esta obra la literatura de la historia? ¿La realidad de la ficción? La autora alega que ella no tiene ningún afán historicista. Así que aquí habría un buen debate.
. «[...] por su escritura polifónica, que es un monumento al valor y al sufrimiento en nuestro tiempo.», son losw merecimientos observados por la Academia Sueca al otorgar a la autora el Premio Nobel de Literatura 2015. «Me dedico a la historia omitida, las huellas imperceptibles de nuestro paso por la tierra y por el tiempo. Recojo la cotidianidad de los sentimientos, los pensamientos y las palabras. Intento captar la vida cotidiana del alma.»
Estas son las cosas que te colocan en la diana de los tiranos. Hoy Svetlana Alexievich vive exiliada en Alemania. Salio de Minsk escoltada por diplomaticos occidentales hasta tomar su vuelo en el aeropuerto para evitar que eñ sistema gubernamental la engullera para siempre.

domingo, 29 de mayo de 2022

LA CHICA DE LOS OJOS VERDES, de Edna O'Brien

 LA CHICA DE LOS OJOS VERDES, de Edna O'Brien


Hay una clara continuacion de este libro con respecto al anterior. Me parece que la lectura previa de Las chicas del campo realza un poco el relato contumbrista de este segundo libro de la trilogia. Una parte la pasa en su pueblito perdido en la isla cerca de Limerick, otra parte la pasa en la pension de Joanna y otra parte, la mas importante y definitiva, en casa de Eugene, su amante. 

El escenario familiar, en casa de su padre, es el de la opresion de las costumbres del pais. El espacio de Joanna es un lugar de paso donde, junto a su inseparable amiga Baba, planea su futuro. Pero es en la casa cerca de Dublin de Eugene, en los montes Wicklow, donde ella sufre una transformacion. Esta claro que es una metamorfosis decepcionante: la transgresora Caethleen se convierte en un ser sumiso y dependiente de su amante, que por otra parte no es tan mal tipo como pudiera parecer, pero tampoco es un tipo con fines claros (eso del anillo es un gol metido por toda la escuadra). El caso es que ella quiere estar atada como la que mas a él, hasta se deja cambiar el nombre de Caithleen por Kate. Pero siempre nos quedara la duda de si eso es querer a Eugene, o desear que alguien como Eugene la haga madurar y abrirse a un nuevo mundo. Desde luego ella es mas inocente que un fuelle, lo que no resta la posibilidad de que, en un emparejamiento tan desigual, ella le pide cosas que el no quiere satisfacer. Asi que, en pocas palabras, la relacion entre Caithleen y Eugene, lo mas importante de la novela, solo tiene salida cuando el calenton que se cogen tiene rienda suelta. Eso tiene el recorrido que tienen estas cosas, pero es este analisis de la situacion donde tiene mas fuerza el libro, aun mas en comparacion con la estrecha relacion con su padre, que tambien se describe. Total, que ella se va de su casa en un arrebato infantil y presagia una tercera entrega de la vida de nuestra protagonista donde ya lo aventuró en el primer libro.

Nuestra chica quiere ser sofisticada, haciendo el salto desde los paletos del pueblo hasta un director de cine que dice haber vivido en Hollywood. Pero el caso es que ella misma se descubre que pertenece mas al primer mundo que al segundo. Como parece ser en las novelas de O'Brien (esta es mi tercera), tiende a recrearse en el hecho de que todo deseo genuino de libertad y prosperidad es como un globo hinchado que tiene una fisura por la que se escapa el aire. El globo se deshincha y acaba volando a ras de suelo. Nuestra protagonista no acaba de elevar el vuelo. Entiendo que a muchos lectores esta novela, en concreto, les haya defraudado. Pero no creo que sea la novela, es Caithleen quien nos defrauda porque asi lo ha querido la autora. Le ha dado un baño de realidad con un estilo impoluto, porque se puede decir que O'Brien escribe muy bien, te guste o no el tono desenfadado pero algo pesimista de esta vez. No es una heroina, es una persona con muy poco brillo personal. La forma en como acaba la novela, la actitud de ella, es definitivamente lamentable, pero la autora hace de esas ultimas paginas un deseo ineludible de saber como acabara eso en concreto (¿y que es eso, amigo lector? En el libro esta), aunque lo veas venir de lejos. Hay bastante humor a la hora de contarlo, y tampoco es Baba tan corrosiva como en la primera novela. Ningun brillo hay en la novela que no se acabe empañando. Quedan vivos, eso si, los deseos de volver a empezar, de volver a luchar por aquello en lo que cree. Este ha sido un jarro de agua fria, pero queda el tercer volumen, y seguro que lo vuelve a intentar. 

Dicho de otra forma, la autora maneja nuestros sentimientos hacia la protagonista como quiere. Ahora nos ha deshinchado, conscientemente, el globo de nuestras expectativas en esta segunda entrega. ¿Es eso malo? Yo creo que no. Recuerda como Hitchckock hacia lo que queria con nuestros animos a lo largo de dos horas. Son manipuladores al fin y al cabo. Maravillosos, por supuesto.

Por cierto, la novela tiene pelicula de 1964. Es casi inmediata al libro.